Cuando está como ausente

Me gusta cuando callas porque estás como ausente .
Sonrió sin levantar la mirada. Ella lo observaba rellenar los papeles y, después, beber el último sorbo de té hasta agotar el calor que despedía el interior de la taza. Sin embargo, bajo sus ojos grises, Malik se sentía violado. Por las mañanas, trataba de no pensar demasiado en todo aquello, pues llegaba a la conclusión de que se trataba de una actitud contraria a unos principios que, por aquellas horas, todavía andaban divagando entre retales de somnolencia. Lo atribuía a que era hermosa, pero no lo suficiente. Le faltaba vitalidad y le sobraba el brillo en los ojos de cada vez que lo miraba.
— Ya está.
— ¿No me has oído?
— Creo estar tan ausente que ni siquiera me doy cuenta de que estoy callado.

10 comentarios:

  1. ... y parece que un beso te cerrara la boca.

    ResponderEliminar
  2. Creo que "eres hermosa, pero no lo suficiente" es de las peores cosas que se le puede decir a una mujer.
    Un texto demoledor.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho.
    Eres muy buena escritora :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lara. Me alegro de que te haya gustado:)


      Un besazo

      Eliminar
  4. Echaba de menos leerte. Ando enferma y casi no paso por ningún sitio. u.u
    Eres magnífica Karlie :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por todo, Trece. Ahora mismo ando más centrada en los fragmentos del blog oficial de Loving Meghanne Bynes, pero bueno.

      Mejórate pronto.

      Un besazo:)

      Eliminar
  5. "Lo atribuía a que era hermosa, pero no lo suficiente".
    Éso es lo peor que se puede pensar de una mujer, sin duda (pero la realidad es que la gente lo piensa...)
    Me gusta mucho tu manera de escribir, así que te sigo.

    (besos, Karlie)

    ResponderEliminar
  6. Creo que son muchas las veces que me pasa lo que a Malik.
    Genial relato, me gusta mucho cómo escribes. ¡Te seguiré!
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar